fbpx

C/ SANT IGNASI, Nº1, PRAL B, 08922, SANTA COLOMA DE GRAMENET (BARCELONA)

¿Y ahora qué? ¿Me vacuno?

Vanessa Salinas Monje

Esta pregunta está siendo respondida de forma muy diferente y eso está provocando reacciones de algo de caos, miedo, y euforia …. pero aquí os traigo la mía.

Estas tres reacciones emocionales; caos como falta de control, miedo, y euforia son muy dispares, eso está claro, pero en parte es normal. Nos hablan de «nueva normalidad”, de la vacuna, de la economía del país y de la salud en rebrotes…

Fijaros que es lo de siempre, amor-dinero-salud. El amor de ver a los seres queridos, abrazarlos y besarlos. El dinero, para alimentar a nuestras familias, el empleo, las pensiones, … Y la salud, la idea de enfermar y de perder a nuestros seres queridos.

Pero lo que es peor es que nos han juntado estas tres áreas con el sentimiento de miedo y todos sabemos que reaccionamos muy diferente ante este estado. Hay quien no quiere mirarle a la cara y lo niega, saliendo sin control y sin medida. Hay a quien lo paraliza, y no quiere salir y limita en exceso las relaciones con los familiares y amigos, hasta el punto de entrar en estado de ansiedad y estrés.

Pero hay una tercera manera de reaccionar y parece que es la que está siendo la más sensata, coherente y saludable, el famoso punto medio, a veces utopía para todos.

Pero esta vez hay que intentarlo, hay que mirar al miedo y pactar con él, siguiendo medidas de seguridad, tanto para ti como para los tuyos. Pero a la vez sin evitar esas relaciones tan necesarias para la salud humana como es relacionarse socialmente.

Tampoco hay que ignorar el miedo y salir sin conciencia, actuar como si aquí no hubiera pasado nada o incluso de que todo ha acabado. Esta conducta no es tampoco saludable, y no solo porque te pones en riesgo tu y los tuyos, sino porque no es real y se produce el auto-engaño y la incoherencia.

“La nueva realidad, la vacunación”, ésa es la fase 3. Una realidad donde hay que mirar y pactar con el miedo, relacionarse con moderación y priorizar a quien más quieres, cuidarse la salud física (“vacunarse”) y emocional, pero también mirar al futuro con moderación, y no dar por hecho que aquello que tememos se hará realidad.

Por lo tanto, fase tres 3, “hay que vacunarse”:

  1. Disfrutar de relacionarse con la gente querida.
  2. Prevenir la enfermedad tuya y de los demás.
  3. Paliar los daños económicos sin anticipar otros peores…

… resumiendo, actuar, vacunarse si es posible.

Vanessa Salinas Monje

Vanessa Salinas Monje

Otros artículos que pueden interesarte

Abrir chat
1
Hola soy Izaskun, la coordinadora clínica de Centro Psicos.

¿En qué puedo ayudarte?